Tallarimis con mejillones por Beatriz Pérez

¡Nueva receta en nuestro Club! Hoy os presento una receta elaborada por Beatriz Pérez que cumple con todo lo que nos gusta proponeros: ligera, saludable, fácil, barata y nutritiva. Además súper rápida, con lo que una opción ideal para cuando llegas a mediodía a casa hambriento y sin muchas ganas de liarte en los fogones o tienes que prepararte el tupper para la oficina por la mañana. ¡Gracias por tu aportación, Beatriz!

Ingredientes:

  1. 160 gr. de garbanzos (los que van hervidos en bote son ideales).
  2. 125 gr. de tallarimis (los encontrarás en la sección de pescadería, en paquetes. Son parecidos a los palitos de cangrejo en su composición. Los puedes encontrar de Pescanova o en la sección de dietética de Dukan).
    65 gr. de mejillones al vapor (una lata te facilitará la vida).
  3. Media cebolla
  4. Pimentón dulce
  5. Sal

Elaboración:

1. Pocha la cebolla con una cucharada de salsa de soja (tipo Kikoman) cortándola previamente en rodajas.
2. Añade los tallarimis, los garbanzos y los mejillones.
3. Añade sal si lo ves necesario (los garbanzos si son de bote ya irán salados, así que ¡cuidado con pasarte con la sal porque te cargarás de sodio!).
4. Mezcla bien todo para que coja sabor y sirve en el plato, espolvoreando si lo deseas un poco de pimentón dulce.

Propiedades:

Los tallarimis y los mejillones son pura proteína sin grasas. Los tallarimis son una opción ideal si te apetece pasta pero no quieres ingerir la tradicional por su alto índice glucémico. Los mejillones contienen vitaminas del complejo B, vitamina C, ácido fólico, hierro, manganeso, selenio y zinc (estos dos últimos buenísimos para la firmeza de la piel).

Los garbanzos son una fuente de hidratos de carbono (imprescindibles para proporcionarnos energía). Además tienen fibra, proteínas de alto valor biológico, pocas grasas, vitaminas A, B6, C, E y K, y minerales como calcio, fósforo, potasio, zinc, magnesio, hierro y sodio.

Desafío 90 días: Pérdida de Peso Inteligente

Desafío 90 días: Pérdida de Peso Inteligente

Si uno lo piensa bien, perder peso no parece tan difícil: uno come menos y se mueve más y ya está. Pero no es así. Y tú lo sabes, ¿verdad?

Tenemos vidas que a veces son complicadas, con horarios imposibles en los que compaginar bien trabajo, pareja, hijos, amigos, preocupaciones, incluso dejar tiempo para nosotros mismos.

Muchas veces llegamos exhaustos a casa después de un día que ha comenzado a las siete de la mañana con estrés por llegar al trabajo, tráfico, esa reunión donde debes rendir cuentas, recogida de los niños, pediatra, cumpleaños, compra rápida en el supermercado… Día tras día sabes que te quieres cuidar, que quieres mejorar tu alimentación y realizar ejercicio, pero no sabes cómo y además terminas comiendo lo primero que pillas (algún plato precocinado, las sobras de la cena de los niños…). A veces lo has intentado: te has puesto a régimen y a los pocos días has tirado la toalla porque estabas hasta el gorro de pechuga a la plancha con ensalada. ¡Parece que estás solo en la batalla! Y vuelta a empezar…

En otros casos, puede ser que lleves meses apuntado al gimnasio y sin perder un gramo de grasa. Y piensas ¿qué pasa?

¿Te identificas? Pues déjanos ayudarte. Porque te vamos a dar soluciones para que veas y sientas resultados de una vez por todas. Ideas para que cuando llegues a casa sepas la gran cantidad de opciones que tienes saludables y sabrosas para comer. Alternativas para que hagas ejercicio incluso en tu casa. Decirte qué cantidades comer según tus necesidades, tus hábitos, tus horarios…

El pasado 2 de noviembre, en colaboración con Atalanta Sport Club-SPA, hemos puesto en marcha la Cuarta Edición del Desafío 90 días de Pérdida de Peso Inteligente (antes llamado Maratón). Todavía estás a tiempo de unirte al desafío.

Programa:

1º Sesión Curso Educación Alimentaria (grupal).
2º Sesión: Entrevista privada con Beatriz Colorado (1 hora). Análisis antropométrico.(Individual).
3º Salida al supermercado (grupal).
4º Revisión después de la primera semana del plan (individual).
5º Revisiones cada 15 días hasta cumplir con los 90 días del desafío.

¡Anímate! ¡No estás solo!

Ejercicios para brazos

Ejercicios para brazos

¿Sueñas con unos brazos torneados y con librarte del “efecto ala de murciélago”? 

Hoy te presentamos una tabla para endurecer los brazos que puedes realizar tanto en el gimnasio como en casa. Sólo necesitas un par de mancuernas y un banco o silla. Yo utilizo mancuernas de 1,5 kg. pero puedes levantar el peso que prefieras: si quieres afinar, realiza más repeticiones con poco peso. Si lo que deseas es aumentar de volumen, pocas repeticiones con más peso. Si eres mujer, no te preocupes por muscular demasiado. Las mujeres por genética, a no ser que tomemos hormonas, no podremos nunca ponernos tan musculosas como los hombres.

Te recomendamos que realices esta tabla al menos dos veces por semana, nunca en días consecutivos porque es bueno dejar que los músculos se recuperen.

Antes de empezar, debes calentar para evitar lesiones: haz círculos con los hombros primero hacia detrás, luego hacia delante. Imagina que nadas a mariposa y haz círculos con los brazos para delante y para detrás. Si sientes dolor, no te animes con la tabla antes de consultar con tu médico o fisioterapeuta.

Recuerda hidratarte: bebe agua antes, durante y después de hacer ejercicio.

Ya estás preparado. ¡A las mancuernas!

1º Flexiones: el tronco en paralelo al suelo. Los brazos rectos, un poco más separados que los hombros. Las manos abiertas. Con este ejercicio trabajas brazos, hombros y pecho.

Baja hasta casi tocar el suelo. Repite 10 veces, descansa y repite otras 10 veces. Inspira cuando bajes, expira cuando subas.

Esta es una alternativa a las flexiones. Apoyando las rodillas te será más sencillo.

DSC_0078 DSC_0080

DSC_0097

2º Ejercicios con mancuernas: Apoya una mano y una rodilla en una silla o banco. Procura que la espalda esté recta y los abdominales tensos. Posición inicial en ángulo de 90º.

Estira el brazo hacia atrás. Mantén unos segundos y abajo de nuevo. Inspira cuando estires, expira cuando dobles. Realiza 16 repeticiones.

El siguiente movimiento es igual que el anterior pero con la muñeca girada (mano mirando al techo). Realiza 16 repeticiones.

DSC_0108 DSC_0112

3º Siéntate en la silla o el banco y empieza con las mancuernas a la altura de los tobillos. Acuérdate de que los abdominales deben estar tensos.

Sube los brazos doblando los codos. Inspira cuando subas, expira cuando bajes. Realiza 16 repeticiones.

DSC_0116 DSC_0118

4º Este ejercicio puedes realizarlo de pié o sentado. Abdominales contraídos y rodillas ligeramente flexionadas y piernas separadas. Espalda recta, sin curvar las lumbares. Empieza con las mancuernas a la altura de la cadera.

Sube las mancuernas con los brazos doblados. Los codos deben quedar por encima de los hombros. Inspira cuando subas, expira cuando bajes. Realiza 16 repeticiones y otras 16 repeticiones pero con una variación: abre los hombros cuando subas, para fortalecerlos.

DSC_0130 DSC_0131

5º En la misma posición, coloca las pesas en paralelo. Recuerda: espalda recta sin arquearte, abdominales contraídos.

Sube las pesas con los brazos pegados al tronco. Mantén unos segundos en ángulo de 90º.

Después sube hasta casi tocar los hombros. Inspira cuando subas, expira cuando bajes. Realiza 16 repeticiones.

 

DSC_0142

DSC_0143 DSC_0144

 

6º En el siguiente ejercicio, empieza con las pesas en paralelo a la altura de las caderas. Ya sabes, abdominales contraídos, rodillas ligeramente flexionadas, espalda recta sin arquearla. Sube con los brazos rectos. Inspira al subir, expira al bajar.

DSC_0155

7º Ahora se trata de hacer lo que llamamos el cruasán. Empieza con las mancuernas apoyadas a la altura de las caderas. Abdominales contraídos, rodillas semiflexionadas, espalda recta sin arquearla. 

Levanta los brazos con los codos semiflexionados, como si imitaras las postura del cruasán. Intenta que los codos queden a la altura de los hombros. Inspira al subir, expira al bajar. Realiza 16 repeticiones. ¡Ánimo, ya queda poco!

DSC_0168 DSC_0171

8º Ejercicio con banco o silla: Siéntate en el borde de la silla o el banco. Espalda recta, abdominales contraídos. Apoya las manos justo a los lados de tus caderas con los dedos hacia dentro. Tus puntos de apoyo: las manos, el trasero y los talones en el suelo.

Adelanta las caderas de manera que ahora los puntos de apoyo sean sólo los talones y las manos. Baja hasta que los brazos queden en ángulo recto. Inspira cuando bajes, expira cuando subas. Vuelve a subir estirando los brazos.
Realiza 16 repeticiones.

DSC_0179 DSC_0185

Termina la tabla estirando brazos y hombros: estira un brazo delante como si fueses a darle la mano a alguien y, con el brazo aún estirado, dóblalo al lado contrario, como si estuvieras haciendo el gesto de dejar pasar. Lo mismo con el otro. Haz lo mismo con el brazo doblado pero llevándolo detrás del hombro, como si quisieras abrocharte una cremallera a la espalda.

¡Y ya está! ¡has terminado!

Taller: Aprendo a comer y me cuido

Taller: Aprendo a comer y me cuido

Aprender a comer significa cuidarse porque…

¿Sabías que comer de manera incorrecta y/o insuficiente puede influir en tus hormonas y hacer que crezcas menos? ¿sabías que el cuerpo se pone en “modo reserva de energía” cuando le das menos alimento del que necesita? ¿sabías que comer insuficientes nutrientes puede provocarte depresión?

El próximo 5 de noviembre, a las 18:45, os espero en la Academia de Baile Esther Mortes (C/ Artes Gráficas, 9). En este taller me gustaría demostraros que es posible estar en forma y saludable al mismo tiempo. 

Las dietas estrictas y la alimentación incorrecta provocan que rindas menos en tu día a día: en tu trabajo, en tus estudios, en las relaciones que mantienes con los demás… ¡Y son una equivocación! Aprende a comer sano de por vida y a disfrutar de recetas sabrosas pero también saludables.

Este taller está especialmente enfocado a adolescentes. Mi deseo es desmentir falsos mitos para que disfrutéis de la vida y os cuidéis a la vez. Porque la salud que tengáis de mayores depende en gran medida de lo que hagáis hoy.

Además, después del taller haremos una “visita al supermercado” en la que aprenderás a realizar la compra saludable y te daré ideas para platos sanos y deliciosos.

Si ella puede… ¡Tú también!

Si ella puede… ¡Tú también!

La cantante Adele ha perdido ya 30 kilos.

Lo ha conseguido a base de una dieta de bajo Índice Glucémico (basada en frutas, verduras, carnes bajas en grasa, pescado y cereales integrales) y la incorporación del ejercicio físico a su día a día (sobre todo dice practicar Pilates).

La ecuación no falla: ALIMENTACIÓN SALUDABLE + EJERCICIO FÍSICO + CONSTANCIA = ÉXITO EN TU SALUD Y EN TU LÍNEA.

 

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies