Pulled Chicken

Pulled Chicken

Ingredientes

 

  • 3 pechugas enteras de pollo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharadita de vinagre de manzana
  • 1/2 cucharadita de salsa Perrins
  • 2 cucharadas de ketchup sin azúcar o salsa de tomate
  • 1 y 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de ajo granulado
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 1/2 cucharadita de pimentón picante
  • pimienta negra.

Preparación:

Tenemos dos posibilidades hacerla en  Sartén ancha o Horno

Horno

Precalentar el horno a 150ºC. Retirar los posibles restos de grasa de las pechugas de pollo y secarlas ligeramente con papel de cocina. Forrar con varias capas de papel vegetal una bandeja fuente o cazuela de barro y disponer encima las pechugas.

Mezclar todos los demás ingredientes en un cuenco, batiendo hasta tener una salsa homogénea. Echar encima de las pechugas y embardurlarlas bien por todas partes. Envolver la carne con el papel vegetal, cerrando bien la fuente.

Introducir en el horno. Pasados 20 minutos bajar la temperatura a 110ºC y continuar la cocción hasta completar unas 3 horas. Dejar enfriar ligeramente y desgarrar la carne con ayuda de dos tenedores, mezclandola con los restos de la salsa que hayan quedado en la fuente.

Sartén ancha

Colocar las pechugas en la sartén separadas y cubrirlas de la salsa que hemos preparado previamente con todos los ingredientes, cocer a fuego lento con la tapa de la sartén puesta a los 20 min dar la vuelta y esperar el tiempo necesario para que reduzca la salsa.

El pulled chicken o pollo deshilachado se puede guardar, una vez frío, en un recipiente hermético y aguanta muy bien varios días en la nevera. Podemos servirlo como relleno de bocadillos, en tostas, fajitas, sopas o ensaladas.

A DISFRUTAR!

 

 

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies