Blog posts

Las hormonas…..

Las hormonas…..

Nutrición

Son responsables de tu apetito, tus antojos; hasta determinan donde se almacena la grasa de tu cuerpo. Hay muchas hormonas que influyen en nuestro organismo, pero podemos hacer algo para controlarlas, y una vez controladas, podemos lograr que trabajen para nosotros!

Aquí os dejamos la guía B Concept sobre las hormonas más importantes para la dieta y el control de peso…..

untitled

Testosterona

Nos ayuda a mantener nuestra masa muscular (entre otras funciones). Empieza a disminuir en nuestros cuerpos pasados los 30 años, cuando esto ocurre es recomendable ingerir menos calorías diariamente. Esa es la razón por la que engordamos, aunque comamos lo mismo que antes.

El ejercicio intenso aumenta los niveles de testosterona. Lo puedes hacer por ejemplo haciendo rutinas de levantamiento de peso durante media hora, tres veces por semana. También lo puedes controlar disminuyendo el consumo de azúcar, ya que un exceso puede rebajar los niveles de esta hormona.

Estrógeno

Hay subidas y bajadas a lo largo del ciclo menstrual y durante toda la vida. Esto provoca la necesidad de comer más y de tomar cosas dulces. Además, con la llegada de la menopausia hay un descenso de estrógeno. Provoca que perdamos masa muscular y acumulemos grasa en la zona abdominal.

Para mantener un equilibrio es importante tomar alimentos ricos en Fito esteroles; la soja, alubias, semillas de lino, aceite de girasol/maíz/oliva.

Leptina

Es la hormona responsable de decirnos que estamos llenos. Si bajamos peso, también perdemos leptina, y no recibimos la alerta, y seguimos comiendo. Esto causa el efecto yoyo.

Es muy importante no hacer dietas “Milagros”, si no comer bien, una alimentación equilibrada en la que no pasas más de tres horas sin ingerir alimentos, si no, la leptina empieza a disminuir y tendremos el efecto yoyo.

Ghrelina

Cuando tu estomago está vacío te avisa de que tienes que repostar. Es una hormona que anula tu voluntad si estás a dieta y aumenta tu agresividad hasta que no comes algo.

Para controlarlo hay que comer despacio, para darle tiempo a tu cerebro a que reciba el señal de saciedad. Además es importante dormir las horas necesarias , porque una falta de sueño incrementa tus niveles de gherlina y provoca que engordes.

Cortisol

Te proporciona un subidón de energía para afrontar situaciones estresantes. Pero pasado el momento de estrés, necesitas reponer la energía, comiendo.

La cafeína incrementa la producción de cortisol, así que es una buena idea reducir o eliminarla si se puede, o pasar a descafeinado. Además es importante seguir una dieta equilibrada, ya que una alimentación pobre en calorías y nutrientes también provoca un estrés a nuestros cuerpos. Y ¡a reír! Que la risa reduce los niveles de cortisol

Serotonina

Una carencia en nuestros organismos se manifiesta con irritabilidad, tristeza, problemas de sueño, ansiedad y dificultad para adelgazar. Cuando tenemos un déficit nos lleva a un incremento del apetito, esta ansiedad y malestar nos puede llevar a sentirnos hambrientos y además a tener ansiedad hacia la comida.

Procura tomar algo de proteína en todas las comidas, pero no bases tu alimentación en las proteínas únicamente, debes incluir verduras y frutas que te aporten los minerales que necesitas. Reduce los azúcares, el alcohol y la cafeína. Estos tres componentes, hacen que fluctúen los niveles de insulina, y causan deficiencias en vitaminas y minerales llevándote al desequilibrio hormonal y a la depresión. Si los niveles de insulina no están estables, es muy complicado combatir la depresión. Para generar la hormona serotonina, es fundamental también el ejercicio físico.

Endorfinas

Las personas con pocas endorfinas son especialmente sensibles, se ven muy afectadas por los reveses de la vida, las decepciones o los traumas y no pueden superarlos fácilmente, sino que se ven atrapadas por ellos durante mucho tiempo. Las personas con niveles bajos de endorfinas suelen buscar alivio en alimentos como el chocolate o el dulce.

La alimentación ejerce una influencia fundamental. Por ejemplo, si no ingieres suficientes proteínas, no dispondrás de suficientes aminoácidos para producir las endorfinas. Hay que tomar alimentos ricos en proteínas como la carne, huevos, pollo, pavo, pescado, o requesón. Tomar vegetales y grasas también es importante para disponer de los nutrientes necesarios para sintetizar las endorfinas. Actividades como la meditación y correr y el ejercicio físico ayudan a aumentar los niveles de endorfinas de un modo más sano.

untitled

El método B Concept se enfoca en hacer que las hormonas trabajen para nosotros, para ayudarnos llegar a nuestras metas, comiendo bien, equilibradamente, sintiéndonos bien y disfrutando de la comida!

img-20170117-wa0037

About the author

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *