Blog posts

Uncategorized
PODEMOS ENGORDAR DE 3 A 5 KILOS ESTAS NAVIDADES

Ya sabéis que en España nos tomamos las fiestas muy en serio. ¡El calendario está lleno de ellas! Y la Navidad es sin duda de las más largas y en cuyos días clave la comida y la bebida son el invitado principal. Desde noviembre ya nos bombardean con anuncios y las calles y comercios anuncian las fiestas. Según Rubén Bravo, portavoz del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO), “con esta puesta en escena no es de extrañar que la gente se salga de la rutina diaria también en lo que respecta a su comida”, y recalca que es en estas fechas cuando más sobrepeso se gana, entre 3 y 5 kilos de media.

“E l problema no es la celebración en sí, sino la tendencia de seguir comiendo igual en los días que la rodean y en estas fechas motivos no faltan: lo que el calendario deja “en blanco” se rellena de reuniones de familia, cenas de empresa y salidas con amigos”, especifica el experto en nutrición. “Al reunir el mismo patrón permisivo una y otra vez, recurrimos al autoengaño– ahora como de todo, en enero me pongo a dieta-, para acallar así el sentimiento de culpabilidad generado por el empacho seguido. Es cierto que las Navidades no son una fecha indicada para ponerse a régimen, pero sí son idóneas para plantearse objetivos reales, como mantenerse en el peso actual. Para una persona que está en el límite, los 5 kilos cogidos a lo largo de este mes pueden significar traspasar la barrera del sobrepeso a la obesidad y esto acarrea serios problemas para la salud”, añade.
Para no desfallecer en el intento de seguir con tus objetivos o mantenerlos, te transcribo (literalmente) las cinco reglas propuestas por el equipo de nutricionistas del IMEO para celebrar las Navidades sin ganar más peso de la cuenta:

  1. Día de compensación después de una comida copiosa: en estas fiestas cuando nos sentamos a la mesa con los nuestros es complicado mantener un control excesivo. No se trata de pasar la festividad “a dos velas”, sin probar bocado fuera del régimen, sino de disfrutar de la comida con cierta moderación y el día siguiente continuar con la normalidad.
  2. Dulces navideños a partir del 20 de diciembre: los datos indican que el 63% de los españoles comienzan a comprar dulces navideños a partir de la primera semana de diciembre, incluso algunos (el 12%) a finales de noviembre. Recomendaciones: comprar los dulces navideños a partir del 20 de diciembre y en cantidades justas. “Es preferible hacer la compra en dos veces para evitar que sobren después de las fiestas”, puntualiza Bravo.
  3. Aperitivo 20 minutos antes de una comida o cena navideña: nuestro sistema digestivo tarda unos 20 minutos en comenzar a enviar al cerebro las señales de saciedad que le indican que ya hemos comido suficiente. Si utilizamos este truco para “engañar al estómago” y “esquivar” los kilos de más en Navidad, entraremos en la comida y cena principal con mucha menos hambre y reduciremos las cantidades y las calorías ingeridas.
  4. Afrontar las bebidas alcohólicas con inteligencia: una de cada tres personas que salen de noche para celebrar las fiestas toma copas hasta bien entrada la madrugada. El cuerpo pide más azúcar y lo que le damos son más copas y dulces. Tomadas con moderación y de forma ocasional, las bebidas alcohólicas pueden favorecer la sensación de relajación y descanso y disfrute. Si se eligen bien, se puede reducir su aporte calórico hasta en un 60%, sin tener que renunciar. Propuesta: añadir gaseosa al vino y a la cerveza, tomar el ron light con refresco cero; cambiar el Vodka por Soju, un licor tradicional coreano con un 40% menos de calorías y un aspecto similar con sabor algo más dulzón; y sustituir los chupitos por una copa de champán o cava.
  5. Platos deliciosos, saludables y baratos en cantidades calculadas: tanto para nuestra economía como para nuestra salud es importante calcular las cantidades y raciones según el número de comensales para no tener que afrontar, además, la tentativa de las “sobras” en los días posteriores a la celebración. Se sugiere apostar por las carnes y pescados blancos, como el pavo, la merluza o el bacalao, que son de presupuesto razonable, alta calidad nutricional y bajo aporte calórico.

About the author

1 Comment

  1. Alfonso Colorado
    Enero 23, 2015 at 5:29 pm
    Reply

    Lástima no haberlo leído antes! El año que viene me apunto seguro a estos consejos que este año efectivamente me he colocado 3kg para afrontar con energía los fríos del invierno!
    Saludossss

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *