Blog posts

Uncategorized


AQUAFITNESS

Lo que promete…

“Actividad para trabajar todos los grupos musculares del cuerpo, mejora tu condición física en general. Recomendable para recuperarse de lesiones y para personas en proceso de rehabilitación. ¡Diviértete poniéndote en forma en el agua!

Beneficios: Mejora la fuerza, la resistencia, mejora los músculos y aumenta el rango de movimiento. Dentro del entorno fisiológico, mejora la condición cardiovascular, la circulación gracias a la presión hidrostática y mejora la oxigenación sanguínea. Por último tenemos el entorno psicológico, éste también se ve afectado favorablemente ya que mediante el aquagym se favorece la relajación, se reduce el estrés, mejora el bienestar general y los hábitos de sueño”.

Intensidad: 45 minutos. Nivel: 3.

Entré en la clase un poco tarde (¡pasar de la ropa de Ciclo al bañador lleva algunos minutos!) y fue una gran sorpresa abrir la puerta que da acceso a la piscina desde los vestuarios para ver ¡tanta gente! Contabilicé 32 personas en la piscina y me confirmó lo que dicen las estadísticas, que la natación y deportes de piscina están entre los preferidos de la gente que practica deporte. 
Siendo más asidua a clases como Ciclo, GAP o de ir a correr al aire libre, me han recomendado la piscina para alargar los músculos y no sobrecargar los grupos musculares. Y reconozco que entré en la clase bastante escéptica, puesto que la natación siempre me ha parecido un deporte light, en el que apenas tengo sensación de sudar y quemar energía.
¡Nada más lejos! Aparte de pasarlo genial con el ambiente (¡Mariano lo pone muy fácil y nos hace reír!) comprobé que se hace tanto ejercicio como en una clase de GAP, sólo que cuentas con la ventaja de que el agua amortigua los golpes: saltos, mantenimiento de las extremidades fuera del agua (por ejemplo, los dedos de los pies fuera del agua manteniendo las piernas en tensión durante un rato), estiramientos… Además el tener que mantener la flotabilidad y la temperatura corporal hace que quemes mucha energía y salgas relajado como después de un paseo por la orilla del mar. 
El Aquafitness cumple lo que promete, pues es totalmente recomendable para procesos de rehabilitación y recuperación de lesiones por la amortiguación del agua. Yo además añadiría que es muy indicado para mujeres cuyo problema se encuentra sobre todo de cintura para abajo, ya que practicarlo dos veces por semana puede transformar las piernas, alargándolas. Estás durante el resto del día eliminando líquidos retenidos (justo lo contrario que ocurre con ejercicios de impacto como correr), y esto es ideal para los días premenstruales (el agua mejora mucho la circulación y la presión hace que el cuerpo elimine mejor los líquidos que el cuerpo retiene a causa de las hormonas).  

Si no te llama nada, prueba a practicarlo una vez por semana durante un mes y asegúrate que es un horario donde el nivel de la clase coincida con el tuyo (por las tardes suele ser más fuerte, aunque uno siempre trabaja si lo hace al 100%). 

¡¡Ya me dirás los resultados!!,,





About the author

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *