Blog posts

Uncategorized

DESPUÉS DEL VERANO TOCA CUIDARSE

¡Hola a todos de nuevo! Ya se terminó lo bueno, aunque tal vez tengas ganas de volver un poco a la normalidad. ¿Depresión post vacacional? ¡Míralo de forma positiva! Desde el punto de vista de tu salud, la vuelta a la rutina puede darte múltiples beneficios: la regularidad horaria, el acceso a los alimentos saludables en tu supermercado de siempre, menos compromisos sociales, la vuelta al gimnasio… facilitan que te mantengas en forma.

Y es que el cambio de horarios, las visitas al chiringuito, las comidas con amigos, las copas, la menor realización de actividad física… lleva a muchas personas a volver de vacaciones con un par de kilos y pico encima o incluso más… 

Si es tu caso ¡¡que no cunda el pánico!! Seguro que no te has pasado mucho: unas papas, la cervecita diaria, alguna paella, alguna que otra copa por la noche… 

Si se trata de dos kilos aproximadamente, simplemente con volver a establecer cinco o seis comidas al día proporcionadas (ya sabes, con la cantidad equilibrada de hidratos de carbono, grasas cardiosaludables y proteínas) y realizar unos 30-40 minutos de ejercicio diarios (combinando aeróbico con resistencia) volverás a sentirte bien en una semana. No te asustes si al principio sientes hambre. ¡Es normal! Quiere decir que tu cuerpo reacciona al cambio y te durará unos dos días. Pero ¡ojo! Nada de matarte de hambre o de realizar dietas express porque podrían provocar un efecto rebote que te haga ponerte más kilos aún. Ya sabes que nuestro organismo está preparado por genética a aguantar periodos de hambre. Si no le proporcionas a tu cuerpo las calorías necesarias (y disminuyes la ingesta por debajo de lo que requiere tu metabolismo basal) el cuerpo se pone en “modo reserva” y ralentiza el metabolismo, es decir, consume las mínimas calorías para mantener los órganos vitales. En cuanto vuelves a comer normal, como tu metabolismo ha disminuido ¡engordas más!

Te propongo un ejemplo de menú para recuperarte de los excesos:


Desayuno: lo mejor es que contenga hidratos de carbono con índice glucémico bajo y mucha fibra. Por ejemplo, prueba a hacerte una tortita con una cucharada y media sopera de salvado de avena, una clara de huevo y una cucharada sopera de queso fresco desnatado o un yogur desnatado (lo mezlas todo bien y se puede hacer en sartén con un poquito de aceite o en el microondas, añadiéndole si lo prefieres dulce un poco de stevia) + té o café sin azúcar. Si prefieres salado, una tostada de pan integral con 3 lonchas de pavo y té o café sin azúcar. 

Almuerzo: un queso fresco desnatado batido (tipo Quark) + 1 nuez o 3 almendras.


Comida: verdura en crudo (lechuga, tomate, brócoli…) + proteína baja en grasa (pollo, pavo, conejo…) + 100 gr. de piña.

Merienda: 1 kiwi (o media taza de melón)+ 2 lonchas de jamón serrano o de pavo + 1 nuez.



Cena: verdura de hoja verde + 200 gr. de tofu a la plancha CUYA RECETA TE INCLUYO AL FINAL (puedes añadirle un poco de salsa de soja) + 1 yogur desnatado con bífidus 0%.

Importante: no dejes pasar mucho tiempo desde que te levantas hasta que desayunas, ni mucho tiempo desde que cenas hasta que te acuestas (más de una hora). La razón: pones en marcha el mecanismo de reserva del cuerpo. Si va a transcurrir mucho tiempo entre la cena y la hora de dormir, por ejemplo, y sientes hambre, puedes comer otro yogur o una barrita de proteínas. 

Si eres de los que amas el deporte desde primera hora de la mañana o no tienes otra que hacerlo a esa hora porque tienes el día a tope, toma una pieza de fruta antes de salir a sudar. Si no comes nada, podrías tener hipoglucemia. Una pieza de fruta te aportará glucosa para los primeros 20 minutos de cardio y a partir de ahí tu cuerpo tomará energía de las reservas de grasa una vez haya terminado con las reservas de glucógeno en el hígado. 

 RECETA DE TOFU A LA PLANCHA

¿Todavía no has probado el tofu? ¡A la plancha te encantará! Y hoy en día puedes encontrarlo en cualquier supermercado o tienda bio.

1. Filetea el tofu (duro) en láminas de aproximadamente 1 cm. de grosor.

2. En una sartén pon dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra y cuando esté caliente pon el tofu. 

3. Deja que esté bien doradito y crujiente por los dos lados. Luego añade salsa de soja kikoman y cuando se evapore ¡está listo para comer!

Ahora bien, si tu caso es el de querer quitarte 4 kilos en adelante, puede haber habido un efecto rebote en el que hayan influido hábitos o cuestiones emocionales. En este caso necesitas una planificación con ayuda para marcar objetivos y sobre todo detectar dónde y por qué te ha pasado para que no te vuelva a suceder.


Pide cita conmigo (tel. 692 627 301) y analizaremos las causas pero, más importante, nos pondremos a trabajar para que vuelvas a encontrarte con tu mejor versión. 

Mucho ánimo con la vuelta. Y quiérete mucho. Es el punto de partida para trabajar en mejorarnos y para poder dar amor a los demás. 

¡¡Feliz vuelta a la rutina!! 

About the author

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *