El verano está lleno de tentaciones, la cervecita, el aperitivo, las cenas…. Si eres paciente mío, ya sabes que en la “moderación” está la clave y que siempre es mejor compensar los excesos con más ejercicio. Así que

¡No más excusas!

los días son más largos y excepto en la hora de la siesta tenemos posibilidad de hacerlo o a primera hora de la mañana, o durante las horas de playa o a última hora de la tarde aprovechando la preciosa luz de las ocho del verano.

Estos son  los tres planes que te propongo:

PLAN A

Es el plan *Anticelulítico*

Screen Shot 2016-08-10 at 19.09.07

 

PLAN B

Es el plan *Vientre plano*

PLAN C

Es el plan *Playero, ¡tengo niños!*

Screen Shot 2016-08-10 at 19.04.58

En los tres planes se puede añadir algo de resistencia o peso a la natacion para aumentar la intensidad del ejercicio. Por ejemplo que tu hij@ se siente encima de un flotador o una tabla y le empujas mientras nadas,  ejercitando las piernas.
Hagas lo que hagas, es muy importante seguir hidratandote bien mientras hagas ejercicio. Para ello (mientras hagas 1 hora o menos) lo mejor es el agua. Si haces más de una hora hay que recurrir a las bebidas energéticas.  Intenta beber de 1.5 a 2 litros de agua al día,  o más si realizas ejercicio bajo el calor del verano. Tomar suficiente agua es vital para evitar la deshidratación y optimizar el ejercicio realizado.

Disfruta del verano.. pero sin olvidar mover tu cuerpo!!

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies