Blog posts

Guía de supervivencia para Navidad

Guía de supervivencia para Navidad

Uncategorized

 

Aperitivos, pavo relleno, una bandeja llena de turrones y polvorones…Me encantan las fiestas, disfrutar de la vida con mi familia y mis amigos celebrando momentos felices alrededor de una mesa. Pero también me gusta cuidarme, verme y sentirme bien. Cuando en el pasado he hecho dietas muy restrictivas – algo erróneo – era una tortura ir a cualquier evento donde hubiese comida por medio: todo el mundo comiendo, bebiendo… y yo disimulando mientras daba sorbitos a una triste coca-cola light. Pues bien, si te identificas… ¡cambia el CONCEPTO!

La idea clave es disfrutar mientras nos cuidamos. No pegarnos un atracón como si no hubiera un mañana pensando “bueno, total no meriendo ni ceno y mañana empiezo otra vez”. La Navidad es un momento clave para demostrarte que has aprendido a gestionarte en cualquier situación que se sale de la normalidad (una boda, una cena con amigos…), que sientes el control y que no vas a engordar (con todos los sentimientos negativos que ello conlleva). Yo quiero que no renuncies a tu vida social porque hayas decidido cuidarte, sino que apliques la máxima DISFRUTO Y ME CUIDO.

Si eres como yo, la Navidad te resultará todo un DESAFÍO a la hora de escoger qué comer de manera que puedas disfrutar del momento sin renunciar a nada. Tanto si estás participando en el Desafío 90 días como si te gusta cuidarte, no dejes de leer los consejos que te doy a continuación, puesto que se trata de poder comer de todo con las mínimas consecuencias negativas posibles.

  1. NO TE SALTES NINGUNA COMIDA ENTRE EVENTOS: sigue respetando las 5 o 6 comidas diarias porque es bueno para tu metabolismo y no pones a tu cuerpo en “modo reserva” (más de tres o cuatro horas sin comer mandarán a tu cerebro la señal de alerta). Si estás empachado, un yogur desnatado con tres almendras será suficiente.
  2. NO LLEGUES CON HAMBRE AL EVENTO: es clave para controlar la ansiedad. Tómate una hora antes un queso fresco batido 0%+1 nuez o 3-4 lonchas de pavo o 1 huevo duro (¿sabías que el organismo consume las mismas calorías en digerirlo que las que tiene un huevo?). Otro truco es tomar una infusión o té verde al llegar al evento. Llenan un montón.
  3. Si lo ves necesario, TOMA UN BLOQUEADOR DE CARBOHIDRATOS al llegar al evento. Se vende en farmacias y hay varias marcas. ¡Sin abusar! Lee las instrucciones de consumo.
  4. Si hay CALDO, empieza tomando una taza. DEJA QUE SE SIRVAN LOS DEMÁS PRIMERO. ¿Has experimentado alguna vez la locura colectiva esa de las rebajas en las que como todo el mundo coge cosas como loco tú también las coges? Pues se trata de respirar hondo, ir al baño o lo que sea mientras los demás se abalanzan sobre la mesa.
  5. Sírvete en un plato LO QUE SÍ QUE PUEDES COMER: marisco a la plancha, mejillones al vapor, salmón ahumado, carnes magras, caviar… Recuerda que LA PROTEINA AYUDA A QUE LA GLUCOSA DE LOS ALIMENTOS MÁS CALÓRICOS ENTRE MÁS LENTAMENTE EN EL RIEGO SANGUÍNEO. Te resultará curioso pero si tomas un trocito de turrón después de tomar pavo y una nuez, el azúcar del turrón será menos perjudicial para ti.
  6. Si sigues con hambre, sírvete en un solo plato (sin repetir) UN POCO DE TODO lo que no puedes PORQUE TE APETECE DISFRUTAR. Puedes también compartir el plato.
  7. BEBIDAS: toma conciencia de lo que bebes porque distraídamente con varias copas podrías estar metiéndote las calorías que necesitas en todo un día. En primer lugar, NO TENER SED. Asegúrate de beber suficiente agua e intercalalá con vasos de vino o cava si te apetecen: uno de vino, uno de agua… PROHIBIDAS las bebidas con azúcar como la coca-cola, la fanta… sustitúyelas por la versión light.
  8. Si organizas tú la comida o cena de Navidad, opta si quieres por un MENÚ MENOS CALÓRICO con entrantes a base de gambas a la plancha, mejillones, verduritas con hummus, tostaditas de salmón o caviar (sin ponerles margarina o queso de untar), caldo desgrasado, pavo relleno o pescado al horno como plato principal… Y como postre, fruta natural como piña (que no sea en almíbar). No dejes de visitar nuestro blog donde encontrarás sabrosas y saludables recetas especiales para Navidad.

Y por supuesto RECUERDA LA ACTIVIDAD FÍSICA:

Ya sabes que es fundamental y que te hace sentir muy bien. Los compromisos, los niños sin colegio, la visita de familiares… pueden dificultarlo, pero aprovecha cualquier tiempo libre para caminar, subir escaleras… y si tienes la suerte de poder ir al gimnasio o entrenar al aire libre, ANTES DE NAVIDAD PRACTICA EJERCICIOS DE TONIFICACIÓN Y DE CARDIO (ya sabes que los ejercicios de musculación aumentan tu masa muscular y por ende el metabolismo basal, es decir, las calorías que consumes sólo por mantenerte vivo e incluso en reposo). Durante las fiestas, CÉNTRATE EN LOS EJERCICIOS CARDIOVASCULARES, sobre todo por la mañana o antes del evento para que te quiten la ansiedad.

El Equipo B-Concept te desea una Feliz Navidad y un Próspero y siempre POSITIVO Año 2019.

About the author

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *